Análisis y Opinión del Manifiesto Clue Train

Por su interés reproducimos este interesante análisis de Ericson A Da Silva para Vissonar Producciones del Manifiesto Clue Train 18 años después de su creación.

– – – – – – – – – – – – – – – – – –  – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –<style type=”text/css”> .wpb_animate_when_almost_visible { opacity: 1; }</style>

El cambio no se avecina, ya está aquí.

Las reglas han cambiado, y no solo hay que ver de que hablan los mercados sino participar.

El Manifiesto Cluetrain creado en 1999 por Fredrick Levine, Christopher Locke, Doc Searls y David Weinberger consiste en un listado de 95 conclusiones ordenadas y presentadas como un manifiesto, o una llamada a la acción, para todas las empresas que operan en lo que se sugiere un mercado con nuevas conexiones.

Lo interesante de este es que fue publicado justo después de que explotara la “Burbuja del punto com” momento en el cuál se vivió un rápido crecimiento de las acciones en las empresas vinculadas al entonces nuevo sector de Internet y a la llamada Nueva Economía. Pero con el pasar el tiempo, la gran mayoría de estas organizaciones quebraron por fallos en sus modelos de negocio.

El Manifesto Cluetrain recopila y organiza el aprendizaje que se obtuvo de esta catástrofe financiera. Y sentó las bases para lo que vivimos actualmente con las redes sociales y la hiperconectividad.

Aquí tenemos un pequeño resumen de los temas agrupados y mezclados con algunas opiniones personales.

cluetrain

Dedicarles tiempo, escuchar y prestar atención a los clientes

Los mercados son conversaciones.

El valor que la gente aprecia de nosotros no está solamente en la calidad de lo que hacemos, sino que tan buenos somos para conectarnos, el enfoque debe centrarse más en nuestros clientes más que nunca antes.

Se trata de crear una interacción humana, Son personas, Hay que cultivar más relaciones para generar más clientes.

Estas relaciones deben basarse en las cosas que tenemos en común, las personas no quieren misterio, quieren más información.

Las empresas deben ser más humildes y bajarse del pedestal, para hablar hay que estar cerca. La interacción no puede ser bilateral si hay uno arriba del otro, la finalidad es crear conexiones.

Siempre hay que estar disponible y al alcance de todos. Darle a los clientes la importancia que merecen.

Escuchar hace más fácil conocer y poder ofrecer un servicio que sea apreciado por más gente; esto también permite abrirse a las ideas que el mercado pide.

Puede ser útil escuchar al público, por ejemplo, si tienes un restaurante y luego puedes hacer pequeños ajustes triviales cómo colocarle menos sal a la salsa, o dar más flexibilidades basándose en lo que la gente que opina sobre el producto o servicio para generar fidelidad.

Esos pequeños cambios tienen bajo costo y muchos beneficios, pero, yo personalmente no estoy de acuerdo con hacer mucho caso a lo que diga la gente, cuando se trata de hacer grandes cambios con altos costos basándose en opiniones y lo he dicho muchas veces.

Hay que escuchar los lugares correctos, las necesidades de los clientes, su dudas y poder solventar lo que es importante realmente.

La inteligencia del consumidor y su percepción

Ya las personas saben mucho del mercado y ventas, es algo tan común que forma parte de la cultura general, no se ve nuevo, ¿Cómo impresionas a una chica si dices lo mismo que todos los demás?

Lo que realmente las personas quieren saber de una empresa, lo va a averiguar cómo sea, y si la empresa no se los dice al final sus dudas serán contestadas por otros.

Las conversaciones internas de la empresa y la inexistencia de sus límites

Una empresa tiene siempre mucho de qué hablar, después de todo, la empresa es sólo un nombre para un grupo de muchas personas,

La organización crece cuando todos participan, la idea es fomentar con la tecnología el trabajo en equipo y cooperación mutua, toda persona puede tener sentido de pertenencia con la empresa.

La razón de esto es que, aunque las empresas son cerradas informativamente con su público, es imposible que en esta era de comunicación lo que pasa dentro de la empresa se sabe también afuera.

No hay opciones ni caretas, si tienes algo que ocultar, entonces estás haciendo las cosas mal; Hay que hacer las cosas bien y demostrar con el ejemplo.

Hay que abrirse con el mundo entero, igual ya estamos expuestos aunque no queramos, la nueva era pide que se generen conexiones en todos los sentidos si no se daña la imagen.

Por eso cada uno de los empleados debe remar en la misma dirección. La nueva era es de la información, entonces todos tienen que aportar su cuota y participar en la conversación.

Pero estas comunicaciones en las que participen los empleados no pueden ser controladas, deben ser libres, la libertad, es lo que nos hace humanos.

Control = poca Libertad = menos productividad

Cómo las tecnológicas afectan las relaciones y la lealtad

La buena noticia es que la mercadotecnia online es un proceso diferente de intercambio al que sucede en el mundo real. A mayor posibilidad de comunicación, mayor influencia se puede generar y hay mayor posibilidad de conseguir clientes más variados

Ahora, no se necesita a la prensa ni la publicidad si la gente está pendiente de lo que dices.

Además, a mayor libertad comunicacional, más conversaciones y discusiones estarán intercambiándose, si más información se comparte, más conocimiento se podrá extraer y analizar sobre los consumidores para conocerlos mejor, sólo hay que tener los ojos y oídos abiertos.

Fluidez de información genera Fluidez de posibilidades

Por otra parte, ahora es posible que las personas digan lo que piensan a las empresas cuando estas hablan, todos tienen igual posibilidad de conectarse con nosotros y además crear una vínculo que solo existe entre humanos.

Ahora, el problema es que las opiniones de las personas están alcanzando lugares remotos, actualmente, las opiniones negativas o positivas de las personas tienen mayor impacto sobre un tema, influyendo en los demás de mayor manera.

La lealtad existe, el problema es: ¿A quién va a ser leal la gente? ¿Esperas que el público sea a una empresa cochina sin ética y sin sentido común? ¿O una empresa que trabaja para mejorar su relación con sus clientes y tengan a los empleados con una conexión estable y saludable?

Las empresas viven de las conexiones.

Tomar una posición clara dentro de la sociedad es humano

Ser humano significa tener valores reales, por ejemplo, la humildad es un valor que las personas ven, es más fácil demostrar lo bueno que eres cuando se está cerca

No se debe tener miedo, se debe ser sincero y abierto, eso hará que hablen más y mejor de ti.

Si sabemos quiénes somos y estamos claros en nuestros defectos y virtudes, entonces… ¿Porque esconderse? No hay nada que temer si no se está haciendo nada malo. A mucha gente le puedes gustar como eres, muestra solo eso y las personas se sentirán conectadas.

La idea es que haya conexión con los principios que la empresa representa en su esencia, en su profundidad para que las personas sientan interés genuino.

Siempre hay que ofrecer lo mejor y ser justo con todo, prestar el mejor servicio, Siempre ser la mejor opción, ahora es más fácil para el cliente saber cuándo no es así. El dinero será la una simple recompensa automática de lo que hacemos.

Como debe ser la Voz Humana y sus diferencias con el lenguaje corporativo o lenguaje del dinero

La era industrial, desarrolló su propia voz estandarizada y mecánica, para organizar y coordinar los procesos, pero los consumidores después de tantos años ya están hastiados de ella, es tan ridícula como la voz y el estilo de las cortes inglesas de la edad media, si nos conseguimos una persona que habla así lo que nos da es risa.

Las empresas son tomadas en serio cuando ven su identidad con ojos humanos. La  humanización de los mensajes es lo que hacen las empresas exitosas del hoy.

Para hablar humanamente hay que hablar con sentimientos, principios y sentido común.

No es sólo cómo se dicen las cosas sino también por qué se dicen, lo que se exprese tiene que tener ese sentido humano.

Tener voz humana es también tener emociones, no hay nada más humano que compartir sentimientos.  Voces humanas = idioma con sentimiento

Vender ha cambiado su forma, antes se hacía metodológicamente, ahora es una forma abierta donde la sinceridad entra en juego.  Ahora, se busca crear conexiones y emociones verdaderas en el proceso de ventas.

Las personas compran basándose en sus deseos, ya que existe casi todo tipo de servicios y productos, y que al final varios pueden solventar la misma necesidad o problema, pero el deseo, es lo que hace que irracionalmente prefieras tomar Coca-Cola en vez de Pepsi, es algo sentimental, individual, subjetivo que te impulsa a realizar la acción de compra.

La conversación para generar conexión emocional, es distinta a la conversación para vender e interesada, a veces solo se necesita hablar sin razón aparente. La libertad de expresarse y estar cómodos en una conversación es lo que hace que se generen conexiones que valen la pena

Hay un momento para hablar y un momento para vender, las empresas son odiadas cuando andan metiéndose en todos lados, entrando a lugares donde no se está buscando la acción de compra y venta.